jueves, 10 de diciembre de 2009

INTERNET VS. ESCUELAS (O MAESTROS)

¿Por qué gastar en escuelas y/ó maestros si puedo aprender gratis en Internet?
Es una buena pregunta. De hecho, muy buena, pues podemos encontrar en Internet información acerca de todo. Y me refiero a todos los ámbitos de la formación y/o educación.
Efectivamente, en Internet hay muchísima información. Pero hasta cierto punto. Tal vez te has dado cuenta que en algunas ocasiones encuentras lo que buscas, pero una vez entrado en materia, o cuando buscas algo más allá de lo básico o más avanzado, no encuentras. A veces encuentras, pero no es algo que esté precisamente al alcance de tu entendimiento… ¿estoy acertando?

Citándome de ejemplo yo mismo, hace apenas unos cuantos años que pude hacerme de mi propia computadora, pues había trabajado con ellas antes, pero sólo en estudios de grabación con software diseñado para ello, y por si fuera poco, con Mac… Cuando decidí plasmar mis conocimientos y mi experiencia de forma “física” (por así decirlo, ya que empieza así y después lo imprimes) y ordenada para organizar el plan de estudios y escribir los libros didácticos de mi escuela, no sabía usar ni siquiera un procesador de texto, mucho menos un programa de diseño o de dibujos, pero, San Internet me ayudó muchísimo. Los menús, las funciones, el uso de las herramientas fueron consultas frecuentes en foros, blogs y videos. Y hasta la fecha me ayudan a cumplir mis objetivos, pero… yo no me dedico a esto.
Y creo que en todas las áreas es igual. Entrando en mi área, puedo distinguirlo fácilmente. Empezando con las tablaturas y el guitar pro, hay mucha información, pero la gran mayoría de toda esa información está incorrecta. En cuanto a los videos… igual. Hay muchos videos, pero en la mayoría de ellos tratan de mostrarte lo que son capaces de hacer, no de ayudarte a entender o aprender lo que estás necesitando. Son en verdad pocos los video que he visto que tienen una explicación detallada acerca del mismo. Ahora, en esa parte me incluyo, ya que, como has de saber, tengo mis videos educativos en You Tube, y trato de ayudar hasta donde puedo, con las técnicas, pero cuando me piden ejercicios, ya no me atrevo, porque eso debo supervisarlo personalmente, para poder entonces asegurarme de que los estén practicando de la manera adecuada y cumpliendo los objetivos que deben cumplirse y asegurarme de esa manera que les esté sirviendo, no perjudicando o deteriorando la técnica.
Si ya tenemos Internet… ¿Por qué sigue habiendo universidades? ¿Únicamente por el valor que nos brinda el papel al que le llaman título? Yo no creo… de hecho, conozco algunos lugares donde te fabrican el título que desees (doctorados internacionales y toda la cosa) en un par de días y si quieres un currículum impresionante, también. ¿Por qué no simplemente bajamos información de Internet y compramos un título de esos? -Porque en el fondo sabemos que una escuela más que información es formación…
Y así es como lo entiendo yo. ¿Por qué pagar si puedes obtenerlo gratis? Si es un pasatiempo, o no te vas a dedicar a ello, o no depende mucho de ello, tal vez no sea necesario que pagues por un servicio. Igual si es una actividad que no importa si no lo haces muy bien o no dependen vidas de ello. Pero por otro lado, si quieres hacerlo bien hecho, o no tienes mucho tiempo o mucha paciencia para esperar a que alguien te enseñe a hacerlo gratis, o si definitivamente te vas a dedicar a ello, creo que deberás invertirle dinero. Pagarás por un servicio. En mi experiencia, he conocido personas que dicen: “Ya pagué por una guitarra, por un amplificador ¿y ahora tengo que pagar un maestro (o una escuela)? –Mejor aprendo solo…” Y efectivamente, logran aprender solos… llegan a tocar en 3 ó 4 años lo que mis alumnos tocan en dos meses… pero esa es decisión de cada quien y se respeta.

La vida es corta y a veces se acaba de repente y sin avisar, y el dinero se queda en el banco… si quieres aprender a hacer algo que te apasiona en la vida… (karate, música, pilotear aviones, etc.) ¡Hazlo! Y si debes pagar por aprender a hacerlo de una manera más eficiente, actualizada y rápida, y puedes hacerlo, ¡paga!
Ahora, una cosa es pagar por un servicio y otra muy diferente tirar tu dinero. Hay mucho charlatán. Gente que habla mucho y no sabe o no hace nada. Utilizan un lenguaje muy técnico para embobarte y hacerte creer que saben, cuando lo único que saben es estafar… ¡cuidado! ¿Cómo reconocerlos? Evalúa a los alumnos… no evalúes el desempeño o la capacidad del (los) maestro (s). Dice Jesús: “Por sus frutos los conoceréis…”, y en fondo, todas las personas tenemos la capacidad perceptiva de saber cuando algo no está bien. Busca una buena escuela o un buen maestro. Pregunta e infórmate. Y que no te duela pagar, pues si estás obteniendo un buen servicio, es justo que ayudes a quien te lo brinda (probablemente también tenga familia y gastos). Yo sé que la crisis es mundial y que vivimos en tiempos duros, pero así como son tiempos difíciles para ti, son también tiempos difíciles para quienes prestamos el servicio de la enseñanza…

martes, 3 de noviembre de 2009

domingo, 16 de agosto de 2009

Sobre los acordes...



Hola de nuevo. Voy a compartir un fragmento de mi libro: "GUITARRA II"


Este sistema de enseñanza es gradual. No dudes ni te desanimes si sientes que no se te otorga toda la información al respecto cuando se aborda el tema en cuestión. No te preocupes, así fue diseñado. Pero ten por seguro que lo que vas aprendiendo en teoría, lo vas digiriendo y lo vas comenzando a aplicar en la práctica.
Hay algunos voicings más para triadas aparte de los que estamos conociendo en este libro, pero una gran parte de ellos son fragmentos o inversiones de los que ya conocemos. Hay en el mercado libros de acordes cuyo gancho de marketing es que te venden un libro en el cual aprenderás miles y miles de acordes para guitarra. Suena muy interesante. Yo mismo caí en la trampa y adquirí alguno de ellos creyendo que por el sólo hecho de aprender tal vez unos 400 de los miles y miles de voicings que venían incluidos en ese libro me iba a convertir en un mejor guitarrista y un mejor músico… pero al final me di cuenta de que los voicings por sí solos no te llevan a ninguna parte, así como sucede con las escalas.
En mis inicios, cuando no teníamos Internet ni acceso a información de teoría musical, y había una gran escasez de buenos maestros (unos por la carencia de conocimientos y otros por la falta de convicción/vocación de enseñar ó miedo de hacerlo), y unos cuantos años antes de que se me diera la oportunidad de estudiar a profundidad y a nivel profesional este arte, me pasaba horas, horas y muchas más horas combinando voicings “al azar” de los miles y miles que venían en el libro con la esperanza de salir del “pan con lo mismo” y crear un estilo nuevo (era muy joven)… y créeme que no logré mucho avance. Y ahora, al ver que hay tanta información, me queda perfectamente claro que el problema no es la falta de información, sino la falta de formación, ya que frecuentemente llegan a mí alumnos que por su cuenta han tratado de salir de la ignorancia y ha sido peor, pues tanta información los tiene muy confundidos y llenos de dudas.
Cada cabeza es un mundo… mi respeto para todas aquellas personas que invierten parte de sus vidas escribiendo libros de acordes. Pero afortunada o desafortunadamente, las personas somos diferentes… desde nuestras aptitudes y capacidades hasta nuestra forma de aprender. A mi forma de ver y entender la música, la manera más eficiente de aprender, utilizar y aplicar los acordes es a través del conocimiento. No hablo de “saberte” todos los voicings de todos los acordes, sino de saber cómo se forman, como funcionan, cómo se utilizan, qué relación tienen unos con otros, como se modifican ó alteran los acordes y las tonalidades y para qué hacerlo… cuándo puedes usar triadas, acordes de séptima ó extensiones en unas y otros, con cuáles inversiones, ó cuándo usar tensiones y cuáles son las apropiadas para el estilo y/ó función armónica del acorde en cuestión, etc. Al final se trata de hacer música, y así como en un solo no es tocar un millón de notas, en los acordes no es tocar simultáneamente todas las notas que forman el voicing siempre, ni todas las notas que le puedas agregar para colorearlo, ni mucho menos meter todos los acordes que “te sabes” en una canción. Así como una melodía ó un solo va “pidiendo” (ó sugiriendo) acompañamiento, intensidad o cierto movimiento armónico, la armonía también van pidiendo sus acordes y cómo y con cuantas notas tocarlos. No es “lo que quieres que vaya… sino, lo que la melodía te pide que vaya…” escúchala…

Toca, toca y toca. Experimenta, escucha y disfruta. Toca las progresiones con los voicings completos, luego con dos ó tres cuerdas agudas, después con dos o tres de las graves, con arpegios “muteados”, con arpegios y los dejas sonando, la segunda “vuelta” de la progresión cambia los voicings, etc. etc. etc. Deja volar tu imaginación y siéntete libre.


Mario Ortega.

domingo, 12 de julio de 2009

martes, 30 de junio de 2009

¿Cuál guitarra comprar?

Esa es una pregunta a la que nos enfrentamos casi todos los guitarristas alguna vez. Y si esto pasa cuando comenzamos en este camino, la respuesta es difícil, y a veces… equivocada y cuando es así… pagamos caro el precio de nuestra ignorancia.

En mi experiencia hay cuatro factores a considerar:

GUSTO:

Creo que es lo más importante de todo. Una guitarra que no te llena, no te inspirará gran cosa. Si vas a comprar una guitarra, trata de escoger una que te guste a ti, no a tus amigos o a quien te la patrocine. Que te guste tanto la forma, como el color, pero sobretodo: debe gustarte como se siente y también el sonido.

ESTILO:

¿Qué estilos vas a tocar con ella? Yo sé que hay guitarras muy versátiles, pero si sueñas con tocar algún estilo ó temas de alguna banda en particular, trata de acercarte más a la fuente original del sonido de las guitarras del estilo ó la banda en cuestión.

PRECIO:

Esto también es muy importante. Si tienes la solvencia para comprar una guitarra cara para aprender a tocar… adelante. Pero si vas a realizar un sacrificio grande para hacerte de una, debes considerarlo dos veces. Al igual que ser padre se aprende con la práctica, aprender los cuidados y mantenimiento de una guitarra se aprende de la misma manera. Otro punto muy importante aquí, es que si vas a tocar en lugares riesgosos ó inseguros, en el mejor de los casos le podría tocar un botellazo o un sillazo… y en el peor, hasta tu misma vida corre peligro con tal de quitártela. ¿Tienes vehículo? ¿Eres muy joven? ¿En qué la vas a transportar?

SERVICIO:

Importantísimo. Con mis propios ojos he visto guitarras caras y de mucha tecnología abandonadas por falta de refacciones y/ó servicio. Una de las ventajas de tener una guitarra común, es que puedes encontrar las piezas ó refacciones casi en cualquier parte, así como personal calificado para realizar sus respectivos ajustes y reparaciones. Ten cuidado. No creas todo lo que te dicen con tal de vendértela.

Esas son las evaluaciones que yo considero más importantes. Pero escoge tranquilo. Tómate tu tiempo. Prueba antes de comprar, y si no estás muy seguro de puedas realizar una buena prueba, lleva a alguien que sea de tu confianza que pueda hacerlo. No te bases en el personal de la tienda. Si no te permiten probar, ve a otra tienda donde puedas hacerlo. Hablando de probar, no conectes tu “posible futura guitarra” en el mejor amplificador de la tienda. Al contrario, conéctala en el peor, en el más pequeño, si ahí suena bien, vas de gane. Otra buena opción es llevar una guitarra que ya conoces. Pruebas el amp con la guitarra que conoces y luego conectas la “candidata”.

Una vez que hayas comprado tu guitarra, no olvides comprar también un estuche (sobre todo si vas a viajar con ella), o al menos un forro. Vale muchísimo la pena hacer esta compra extra.

Espero que esto te haya servido y que tomes con firmeza la decisión de “CUAL GUITARRA COMPRAR”.

¡Suerte y hasta la próxima!

Mario Ortega




Las Formas de la Escala Mayor


Hoy recibí una carta que considero que vale la pena compartir:


____________________________________________________________________________________


Buenas tardes, Mario



Mi duda es la siguiente, ¿a que se le llama formas en una escala? por ejemplo, yo tengo entendido que una escala por ej de DO se puede realizar a lo largo de todo el mango de la guitarra, y eso me consta, y que por ejemplo si partimos haciendo la escala en la nota Fa, teniendo en claro obvio que la tonica es el Do, y luego hacemos la misma escala pero partiendo del Sol, y graficamente las dos son distintas, y a eso tengo entendido que se le llama "Formas" por decir algo, "en la escala de Do existen 7 formas a lo largo del mango" Ojala me entiendas lo que quiero decir.

Porque quede medio mareado con la pagina que tienes de las pentatonicas, donde sale, Forma E4, etc.

__________________________________________________________

Hola Maraboli.

Me parece una excelente pregunta. Por lo tanto considero difícil tratar de disolver tus dudas al respecto en una carta, pero no hay peor lucha que la que no se hace...

Desde hace años yo trabajo con "formas" de escalas, que son digamos... como la "constelación" de puntitos que representan un trastero de guitarra con todas las notas (opciones) disponibles para determinada escala. Yo trabajo 3 tipos de ellas, no limito los estilos a ellas, pero regularmente son usadas de la siguiente manera:

Verticales: Para lectura y jazz.

3 por cuerda: Para rock, metal y fusión.

4 por cuerda: progresivo, fusión y yo sigo experimentando con ellas.

El punto es exactamente como lo planteas. Una misma escala se puede tocar en 7 formas diferentes. Los dedos quedan ordenados de diferente manera cada vez, pero sigue siendo la misma escala y después de llegar a la última forma, vuelve a comenzar, pero una octava arriba ó abajo. Es muy importante no confundir esto con los modos griegos, como casi todo mundo lo hace. En mi punto de vista y mi sistema de enseñanza, las formas son una cosa y los modos otra muy diferente. No hay que confundir la “Gimnasia” con la “Magnesia”. En fin, el punto es que se trata de no perder de vista la escala que estás tocando, indistintamente de la forma que estés usando para ello. Al principio es un poco confuso aprendérselas, pero eventualmente y con la práctica, lo lograrás. La mayoría de las escuelas enseñan 5 formas. Yo trabajo con las 7. Pero al final, cada cabeza es un mundo y debes tomar la opción que mejor se adapte a tus necesidades y la que mejor te favorezca. En ambos casos, recuerda que se trata de que solucione las cosas, no que las empeore…



miércoles, 17 de junio de 2009

POSICIONAR CORRECTAMENTE LAS ESCALAS PENTATÓNICAS




-->
¿Qué es una escala pentatónica? Como su nombre lo indica, es una escala de cinco notas ó formada por cinco notas. Es una de las escalas más fáciles de comenzar a usar y aplicar en directo y ya sobre el instrumento, aún si se es principiante.
Por lo general se utilizan en dos modalidades: Menor y Mayor. Aunque, estamos consientes de que al igual que como sucede con la escala mayor (diatónica), cada una de sus cinco notas representa un “modo en potencia”.
En lo personal, yo únicamente las enseño en su modalidad menor. Tengo razones de mucho peso para hacerlo de esta manera, y he comprobado que funciona excelentemente bien. Ya una vez que el estudiante ha adquirido la sonoridad menor y ha aprendido a ubicarla digamos “en automático”, puede hacer sin el menor problema el “transfer” a la pentatónica mayor, ó a las demás escalas modales.
Si estás leyendo esto, es probablemente por que has descargado mis diagramas y no tienes la certeza de que las estás aplicando ó ubicando correctamente. Entonces, me voy a reservar la parte teórica y vamos directo a la parte práctica.
El nombre que le he asignado a cada forma se compone de un número y de una letra. El número corresponde al número de dedo de la mano de los trastos en la que se va a situar la raíz en cuestión.
Por si no conoces el número al que corresponde cada dedo, vamos a repasarlo:
Índice = 1
Medio = 2
Anular = 3
Meñique = 4
Y en el remotisisísimo caso de que no conozcas a cual letra corresponde la afinación estándar de cada cuerda, aquí está:
6ª = E (Mi)
5ª = A (La)
4ª = D (Re)
3ª = G (Sol)
2ª = B (Si)
1ª = E (Mi)
Para lo cual en mis diagramas, para ubicar las formas de las escalas pentatónicas, sólo vamos a utilizar las raíces de las cuerdas 6ª, 5ª y 4ª.
Ahora que ya sabemos los números de los dedos y a cuál cuerda corresponde cada letra… ¡vamos a la acción!
Vamos a suponer que ya has aprendido la forma 1E. Ahora vamos a posicionarla en un trasto que nos funcione para la tonalidad en la que vamos a tocar.
1E significa: DEDO 1 en la cuerda E. Esto es, que la raíz de esta forma debe estar pisada con el dedo índice en la sexta cuerda. Primero, debemos encontrar la nota que estamos necesitando y después poner el dedo 1 sobre ella.
Si estoy tocando en SI menor ( Bm ), y quiero utilizar la forma 1E, debo localizar el B de la sexta cuerda. ¿En cuál trasto está el B? En el VII. Bien, ahora pongo mi dedo 1 (índice) sobre el trasto VII en la sexta cuerda, y sólo me resta, ubicar las demás notas (circulitos) de la forma de acuerdo a como está en el diagrama que descargaste de mi sitio web. Te va a quedar de ésta manera:
Sexta cuerda: Dedo 1 en el VII y dedo 4 en el X.
Quinta cuerda: Dedo 1 en el VII y dedo 3 en el IX.
Cuarta cuerda: Dedo 1 en el VII y dedo 3 en el IX.
Tercer cuerda: Dedo 1 en el VII y dedo 3 en el IX.
Segunda cuerda: Dedo 1 en el VII y dedo 4 en el X.
Primer cuerda: Dedo 1 en el VII y dedo 4 en el X.
¡Ahora sí estás en Bm!
Veamos otro ejemplo con ésa misma forma: FA SOSTENIDO MENOR. El mismo procedimiento: Localizamos el FA SOSTENIDO sobre la sexta cuerda. ¿En dónde está? En el II trasto (ó el XIV). ¿Qué sigue? Ubico mi dedo uno sobre la sexta cuerda en el II trasto (ó el XIV), y ubico las demás notas de acuerdo al diagrama. Te va a quedar de la siguiente manera:
En el trasto II:
Sexta cuerda: Dedo 1 en el II y dedo 4 en el V.
Quinta cuerda: Dedo 1 en el II y dedo 3 en el IV.
Cuarta cuerda: Dedo 1 en el II y dedo 3 en el IV.
Tercer cuerda: Dedo 1 en el II y dedo 3 en el IV.
Segunda cuerda: Dedo 1 en el II y dedo 4 en el V.
Primer cuerda: Dedo 1 en el II y dedo 4 en el V.
En el trasto XIV:
Sexta cuerda: Dedo 1 en el XIV y dedo 4 en el XVII.
Quinta cuerda: Dedo 1 en el XIV y dedo 3 en el XVI.
Cuarta cuerda: Dedo 1 en el XIV y dedo 3 en el XVI.
Tercer cuerda: Dedo 1 en el XIV y dedo 3 en el XVI.
Segunda cuerda: Dedo 1 en el XIV y dedo 4 en el XVII.
Primer cuerda: Dedo 1 en el XIV y dedo 4 en el XVII.
Las demás formas de ubican de la misma manera. Sólo pon atención al dedo y la cuerda en donde vas ubicar la raíz.
Por el momento es todo. Si te ha servido, por favor comenta, pues si no, creo que deberé profundizar aún más en la explicación. En un blog posterior, explicaré como tocar con las pentas menores en una tonalidad mayor.
¡¡Suerte y Felices Prácticas!!
Mario Ortega

miércoles, 10 de junio de 2009

Mi escalera...



Voy a compartir un fragento de mi libro: TÉCNICA I

Yo se los explico a mis alumnos de la siguiente manera: Imagina que hay una montaña enorme, pero altísima, en cuya cima, hay una esfera con poderes mágicos que al tocarla, te convierte en un súper guitarrista. Todos empiezan a escalar, pero unos se cansan, otros se pierden, otros se caen, otros se desvían, otros renuncian, otros ven que es mucho más difícil de lo que consideraban, otros prefieren no ser guitarristas, unos más mueren de frío… o de hambre. Y sólo unos pocos llegan, pues el camino es largo, fatigante, peligroso, y muy, muy tardado… pero yo, he construido una escalera dentro de un túnel. Si apenas has descubierto que quieres subir a la cima de esa montaña y no has escalado nada, podrás ir directamente al primer peldaño de mi escalera. Pero si ya has subido unos cuantos metros, tal vez un kilómetro, deberás bajar de nuevo, si es que quieres usar mi escalera para llegar a la cima, o aferrarte y arriesgarte a tratar de llegar por ti mismo. Si haces a un lado tu orgullo, y te dejas ayudar bajando de la octava parte que ya escalaste, y vuelves a comenzar desde el principio, pero ahora aprovechando mi escalera, vas a recuperar la distancia que ya habías escalado en mucho menos tiempo, y si en verdad tienes la convicción de llegar a la cima, lo harás, pero lo harás con tu propio esfuerzo. Yo no te voy a cargar.
Mi escalera no tiene precipicios, ni grandes obstáculos, es más, ni siquiera tiene espinas… pero aún sigue siendo una escalera, no un elevador. Puedes utilizar el camino que construí para ti, pero independientemente de que sea un camino directo y sin riesgos, no deja de ser pesado y extenuante… y tú decides hasta dónde quieres subir… ¿Me explico?
Practica una y otra vez siguiendo todas las indicaciones y en el orden que están todos y cada uno de los ejercicios contenidos en este libro. No te brinques ninguno porque te sea muy difícil, si en verdad te parece muy difícil y te rindes, no te sientas mal, no es que este simple libro pueda más que tú, simplemente no perteneces al grupo de triunfadores a los que va dirigido este libro. Tal vez tú pertenezcas a otro grupo de triunfadores…

Dedicación.
Precisión.
Concentración.
Disciplina.
Y mucha paciencia…

Mario Ortega

3 dedos.. ¿ó 4?

Hace algunos días recibí una carta que me llamó mucho la atención y me parece buena idea compartirla con ustedes.


Tengo algunas dudas, ojalá que pueda contestámelas. La primera es, que no uso los 4 dedos, sino 3, sólo por decirlo esto, obviamente sería como "no tienes que usar los 4 dedos",si pero el problema es que con el 3er dedo puedo alcanzar lo mismo que alcanzo con el 4to dedo, quería saber si sigo con los 3 dedos o es obligatoria tocar con los 4 dedos.

La segunda es que no sé muy bien como improvisar, me sé una pentatónica. la 1E, la aprendí viendo su video, y con la imagen, pero el problema es que no puedo improvisar bien, no hago la penta lenta, pero tampoco tan rápida, la hago un poco más rapido de lo normal, el problema es que empiezo a improvisar, pero no sé combinaciones de la pentatónica para que suene "bonito", y no tan como nada que ver con la canción o con lo que empecé.por ejemplo, empiezo bien, pero luego de los 5 segundos, hago otra cosa que no está acorde con lo que empecé y suena "mal".

Quisiera saber si usted puede facilitarme unos ejercicios o combinaciones para que la improvisación sea más "bonita".

P.D. Lo admiro mucho, además es una de las pocas personas que suben tanta info, y se dedican a una escuela, solo para compartir su conocimiento, muchas gracias, con usted he aprendido mucho.

Atte.

Nicolás Mora


Hola Nicolás!

En cuanto a tu "discriminación" del dedo 4:

Acabo de recordar una anécdota que viene muy al punto.

Hace al rededor de unos 6 años, grabé a un "conjunto norteño" en mi querido Fresnillo, Zacatecas. El señor que tocaba el acordeón, usaba uno de "botones" (estos no tienen teclas, sino tres hileras de botones circulares). Entre los temas que grabaron, grabaron una "polka" (un estilo regional mexicano en el que es común emplear una flauta), pero la "faluta" la tocaba el señor del acordeón con un sintetizador (teclado). Esa polka, estaba repleta de dieciseisavos y lo que fué realmente impresionante, es que el señor tocaba todo lo de la flauta en el teclado pero ¡sólo con dos dedos! ¡Era increíble como le "volaban" los dedos índice y medio de la mano derecha! No tocaba muy limpio, pero aún así era impresionante. Al terminar de grabar el tema, le pedí que tocara otra vez las escalas y las tocó. Intenté hacerlo como él, pero... por nada del mundo logré hacerlo... Si aplicaba la técnica de piano aprendida en mis años de escuela (ya que fue una de las materias opcionales-a-fuerza), no tenía ningún problema, pero con dos dedos...

A él le funcionaba perfectamente. Ya llevaba años haciéndolo así. Pero... ¿Qué crees? No podía tocar otra cosa. Ni siquiera "Balada para Adelina" (el equivalente a "La Bamba" para todo mexicano que se cruza alguna vez con una guitarra).

MORALEJA: Puedes seguir tocando tu musica toda tu vida con 3 dedos, como lo haría una persona a la que le falte un dedo. Pero un día llegará la hora de crecer, de explorar, desearás saborear otros estilos... y ése dia vas a darte cuenta que al igual del señor de mi anécdota, no podrás hacerlo. La decisión es tuya. Lo que sí te reitero, es que el dedo 4 es una bendición bajada del cielo. Pero no vas a poder darte cuenta ni comprobarlo hasta que lo vivas en carne propia...

Yo con gusto pagaría el precio de ser llamado "monstruo", "deforme", etc. si por alguna razón tuviera 6 ó 7 dedos en cada mano lo cuales me funcionaran como los demás (ó al menos en la izaquierda), con toda la exclusión ó burlas que ello implicara. Pero, como no fué así, me las ingenio con los únicos cuatro que tengo.

En mi opinión y experiencia, una vez que haz logrado "domar", "ejercitar" ó "adiestrar" al dedo para que esté al mismo nivel que los otros tres, te das cuenta que ese dedo es una verdadera maravilla. Y que es el segundo dedo más importante, no el dedo 3 como todos lo creemos al principio. Ése dedo, literalmente es un diamante en bruto...

En cuanto a la improvisación... éso es un poco más largo. Voy a volver a escribir, voy a tener información en este blog y en uno de blogger... más delante.

¡Suerte!

Mario Ortega.


domingo, 1 de febrero de 2009

El "profe" tablatura...


Ultimamente, me "han llegado" muchos alumnos que quieren aprender a tocar la guitarra únicamente tocando canciones. Tienden a organizarlas por niveles de dificultad. Para tocar tal canción, debes tocar antes esta otra...
Y lo peor de todo, es que las más de las tablaturas que bajan de internet están mal. Abren los archivos midi en el guitar pro y éste les proporciona las tablaturas, las cuales, en el remotisisisísimo caso de que fueran las notas correctas, el programa asigna las posiciónes de los dedos de acuerdo a su programación (valga la redundancia), y abusando de la ignorancia de estos chavos, les hace creer que así debe ser tocada, cuando fué grabada en otras cuerdas o posición de la guitarra.
Esto no les ayuda a desarrollar ni su oído, ni su técnica, ni mucho menos los fomenta a adquirir conocimientos. No quieren teoría, ni en la manera más fundamental o básica. No practican los ejercicios que se les piden de tarea ya que les parecen 'aburridos'. Yo nunca he dicho que los ejercicios sean divertidos...
Ser un gran guitarrista, es muy parecido a ser un gran deportista, digamos... un peleador.
Una persona no se vuelve un campeón sólo peleando en el ring... ¿O si? Aparte del talento, debe esforzarse en preparar tanto su cuerpo como mente para llegar a ser un campeón. Desarrolla su condición física (corre y salta la cuerda). Desarrolla sus músculos (abdominales, legartijas, pesas). Desarrolla su técnica (entrena tanto parado como en el suelo). Desarrolla su 'punch' (le pega al costal). Desarrolla su coordinación (le pega a la pera). Desarrolla su precisión (hace sparring). Desarrolla su velocidad (practica las tecnicas una y otra vez). Desarrolla... Y podría seguir con la lista de esfuerzos físicos, pero lo más importante es entender que para que toda esta preparación física sea posible, se requiere también de dedicación, esfuerzo, convicción, pasión, determinación y una alimentación muy sana y saludable.
Igual sucede con la guitarra. No hay manera posible de llegar a ser un excelente guitarrista únicamente tocando canciones. Deben entrenarse todas y cada una de las técnicas en todas sus posibles combinaciones. La limpieza nunca deja de entrenarse y siempre hay una técnica más que perfeccionar... ¿Ya te sale en una cuerda? ¿Que tal en dos? ó ¿Que tal si te saltas una cuerda, o tal vez dos?
Por otro lado, los conocimientos. ¿Como poder desarrollar un super solo o una fabulosa improvisación si no tienes ideas y no sabes escala alguna? ¿Es posible escuchar un solo dentro de tu cabeza y no escuchar con él la armonía correspondiente?

Por favor, busca un buen maestro. Es difícil encontrar uno bueno, lo sé por mis propias vivencias. Pero te aseguro que los hay... Es cosa de buscarle. Y una cosa más: La música es para disfrutarla, no para hacer evaluaciones ni comparar progresos. ¿Crees que por el hecho de haber tocado Liquid Tension Experiment, no me voy a deleitar tocando unos ricos y deliciosos bendings de los que grabó Richie Sambora con Bon Jovi?

Mario Ortega