sábado, 31 de diciembre de 2011

viernes, 26 de agosto de 2011

¿QUÉ ONDA CON LA CUERDAS?

Todos quisiéramos sonar como los dioses, o ya de perdido como nuestros “real guitar héroes”. Limitándonos a hablar solamente del equipo, deberíamos tener los mismos amplis, los mismos procesos (efectos, eq´s y demás) y las mismas guitarras… Ah! Y por supuesto: las mismas cuerdas…
        Definitivamente, la mejor inversión que podemos hacer para mejorar nuestro sonido son unas cuerdas profesionales. Con mis propios oídos he notado como cambia una guitarra aún siendo de las líneas más económicas (aún las made in china) al ponerle un set de cuerdas de calidad. ¡En serio! Vale mucho la pena la inversión. No voy a hablar de costos, ya que tengo la fortuna de tener seguidores de Centroamérica, Sudamérica y España (un saludo para todos ellos!). Pero hablaremos en porcentaje.
        Digamos que un juego ya profesional es el 100%. Marcas como “Ernie Ball”, “D’Addario” y “Dean Markley” por mencionar algunas. A veces por ahorrarnos un 30% - 40%, preferimos encordar con marcas más económicas, y a veces, peor aún, nos ahorramos un 50% en las líneas más económicas (extremadamente corrientes y desechables)… Error! Una cuerda más barata, dura muy poco, ya que se oxidan pero si como para antier, o se rompen al primer jalón (entiéndase: “bending”), pero, sobre todo… Suenan horrible!!! No tienen cuerpo, no tienen sustain, y tienen una frecuencia aguda que suena como a “zancudito”.  Compren calidad. Tal vez no todos podamos comprar una buena guitarra o un buen ampli, pero por supuesto que todo podemos hacer un esfuerzo y comprar unas buenas cuerdas. La cuerda buena tiene más duración (no se rompe tan fácil), suena sabroso (con textura), tiene mejor nitidez y afinación. Esos son sólo unos de los cuantos factores que te harán sonar mejor. El sonido final no depende sólo de las cuerdas, ya lo hablamos, pero cuerdas de calidad, son un gran paso (o mejor dicho: un salto) que te acerca a convertirte en un guitarrista con sonido profesional.
        En otra ocasión escribiré acerca del calibre (otro factor determinante al comprar un set de cuerdas). Por lo pronto, ve haciendo alcancía para hacerte de unas buenas cuerdas!
        A continuación, como mi recomendación, agrego una lista de las cuerdas que en mi muy humilde opinión, y basado en mi personal gusto y experiencia (no he probado todas las cuerdas existentes en el mercado). Están ordenadas de la que más me gusta a la que menos me gusta. Yo uso en la Les Paul calibre "10-52". Si no tienes experiencia en cuerdas más gruesas o nunca has cambiado calibres, la media y mi recomendación es “9-42”.

 Elixir: $ 170%-200%  Así como cuestan un 200%, estoy un 200% ENAMORADO de ellas!!! Lo mejor que me he encontrado! cuerpo, ponche,  sustain sabroso! Al principo te pareceran oscuras, pero sonarán así siempre! Las uso hasta 7 - 8 meses. Y siguen sonando como al principio!


Erniel Ball: 100% (la estándar). Mi segunda opción cuando no encuentro la anterior. Buen cuerpo, sustain, sonido ponchadito! Me duran como 4 ó 5 meses.


D Addario: 100% (la estándar). Mi tercer opción. Más delgadas que las anteriores. Sonido más brilloso, pero igual tienen buena duración. A mi me aguantan aproximadamente 3 meses.


Dean Markley: ¿¿En verdad no hay ninguna de las otras tres??


Hasta la próxima!!




lunes, 9 de mayo de 2011

Los dos mejores amigos del músico: EL AFINADOR Y EL METRÓNOMO.

Los mejores aliados que vas a encontrar para ser un mejor músico, son precisamente estas dos herramientas a las cuales considero los “mejores amigos del músico”. ¿Qué son y para qué sirven?

EL AFINADOR.
Como su nombre lo indica, es una herramienta que nos ayuda a AFINAR nuestro instrumento. Ya sean instrumentos de cuerdas o instrumentos de viento, esta herramienta nos indica la frecuencia exacta a la cual afinarlos.
¿QUÉ ES LA FRECUENCIA? – La frecuencia es la cantidad de oscilaciones ó repeticiones que hay dentro de un tiempo determinado. Para nosotros los músicos, la frecuencia es la cantidad de oscilaciones sobre segundo. La unidad de medida es el “Hertz” y se representa con la fórmula: Hz = 1/s. ¿Y que tiene que ver esto con la música? – Todo. Los sonidos son frecuencias. Una frecuencia baja (con un número pequeño de oscilaciones sobre segundo) es un sonido grave. Una frecuencia alta (con un número “grande” de oscilaciones sobre segundo) representa un sonido agudo.
Por lo general, todos afinamos a “La-cuatro-cuarenta” o sea “A = 440 Hz”. ¿Qué es? Es un sonido que oscila cuatrocientas cuarenta veces en un segundo, y curiosamente, lo distinguimos como “La”. Al momento de empatar la afinación de nuestro instrumento a este “A=440” de referencia (referencia significa: “punto de comparación”), estamos afinando “perfectamente” (en teoría, claro) nuestro instrumento.
¿EN QUE ME BENEFICIA?
– Practicar o estudiar siempre con un instrumento bien afinado, te ayuda a desarrollar el oído mucho más rápido que hacerlo con un instrumento desafinado. ¿Y de que sirve desarrollar el oído? –El músico trabaja con sonidos. Casi del mismo modo que una persona ciega no puede pintar, una persona sorda no puede tocar ni aprender a hacerlo (salvo unas cuantas excepciones). El sentido musical, la percepción, la capacidad de retener y copiar lo que se escucha, y sobre todo la improvisación son algunas de las tantas habilidades que se ven favorecidas al estudiar con un instrumento bien afinado.
Te dejo un link de uno de mis videos que trata de cómo afinar la guitarra. Te recomiendo en especial la tercer técnica del video.



EL METRÓNOMO.
El metrónomo no es una herramienta para medir el tiempo. Esa herramienta se llama “cronómetro”. El metrónomo es una herramienta maravillosa que nos permite dividir el tiempo en cualquier cantidad de pulsaciones regulares o constantes. La unidad de medida del metrónomo es: “beats per minute” o sea, “bits por minuto” y sus siglas son “BPM”. Si asignas un metrónomo a que pulse 60 veces en un minuto (BPM=60), tendrás una pulsación cada segundo. Si la asignas a 120, tendrás dos pulsaciones por segundo y así sucesivamente.
¿EN QUE ME BENEFICIA?
-El metrónomo nos ayuda a mejorar muchísimo nuestra técnica, velocidad, precisión y distribución equitativa y perfecta del tiempo en nuestro instrumento. Puedes practicar una parte que “no te sale” a velocidad media y subirla gradualmente hasta llegar a la velocidad requerida, puedes estudiar la distribución de las figuras rítmicas sobre un mismo tiempo fijo y también ayuda bastante, por mencionar un par de maneras de utilizarlo. Para aprender como utilizar el metrónomo no tengo ningún video, pero será uno de mis primeros próximos videos a subir, y en cuanto lo haga, editaré este blog para que aprendas como hacerlo.

martes, 26 de abril de 2011

LOS AMIGOS Y LA BANDA…

Muchas veces he escuchado decir: “Con los que empecé a tocar”, “los de mi primera banda”  o frases por el estilo. Eso me hace pensar que no soy el único que empezó a tocar con sus cuates. Tal vez los de la escuela o tal vez los del vecindario. Y siempre son buenos tiempos. La emoción, las rolas (los temas) y pasarla bien con los cuates. Pero un buen día… te comienzas a sentir incómodo… te das cuenta de que las cosas ya no funcionan como antes. Hay quienes ya no se esfuerzan por la banda, otros que dejan de asistir a los ensayos por “x” o “y” razón, y a veces notas que otros tocan peor que al principio. Pasa incluso, que de repente los temas como que ya no te convencen tanto y te gustaría explorar otro tipo de música, para lo cual, por cierto (ya sean tus composiciones o unos covers), “tu banda” no comparte ese interés y tienes que seguir tocando lo que a ellos les gusta...
¿Qué carajos pasa? – Mi hermano, déjame decirte que has evolucionado. Así sucede en este camino. Un buen día te das cuenta de ya no cabes en un sitio (eso significa que has crecido). Hay dos opciones: “Plan A”) Te aguantas y te quedas con los cuates tocando lo mismo de siempre; “Plan B”) Les das las gracias y sigues tu camino. La decisión es tuya. Yo no sé que pasa cuando eliges el “Plan A”… (de hecho, si alguien pudiera compartirlo y satisfacer una vieja curiosidad, lo agradecería, jaja). No voy a escribir al respecto al “Plan A”, pues yo considero que uno debe opinar en base a la propia experiencia y no basarse en suposiciones o ideas…
Bien. Antes de entrar en detalle al “Plan B”, es importante tener la certeza de que realmente quieres ir al “Plan B” y no lo haces por diferencias, disputas o corajes con la banda…
¿Cuándo ir al “Plan B”? Cuando la banda ya no te da… cuando te has quedado solo. Cuando te das cuenta de que quieres explorar nuevos horizontes (sonoridades, estilos, conceptos, etc.) y la banda no tiene la capacidad de verlos, ni de seguirlos. Cuando sabes, dentro de ti que tienes mucho más para dar que lo das en esa banda. Cuando la banda te ha quedado chica… y ¡OJO! No dije: “cuando la gente te dice que la banda te ha quedado chica”, sino cuando tu corazón te lo dice, y no con ego y gloria, sino con dolor… y tristeza. Es entonces cuando hay que ir al “Plan B”.
¿Qué va a pasar cuando decida llevar a cabo el “Plan B”? –Vas a crecer. Al dejar la banda, tus cuates tal vez se enojen, o se entristezcan, pero al final van a entender. Una vez que haya pasado el mal trago, seguirán siendo tus cuates. Si realmente son tus cuates, entenderán.
¿Y con quiénes vas a tocar o hacer nuevas bandas? – Con personas que están exactamente en la misma posición que la tuya. Estarás buscando a la misma gente que te está buscando a ti. Personas que han dejados sus primeras bandas y van al siguiente nivel ¿me explico? Pero, ¡¡por favor!! ¡No dejes la banda para ir a encerrarte a tu cuarto! ¡Ahí nadie te va a encontrar!
¿Y si no soy suficientemente bueno? – ¡Claro que serás lo suficientemente bueno! ¡Ten el valor de atreverte! ¡Alguien te está esperando para formar una nueva banda! Son personas como tú que desean nuevas experiencias musicales, y además descubrirán, aprenderán y crecerán juntos. Aunque, recuerda que mientras más profundices en esta carrera, deberás tener una mejor preparación. No estaría de más superarte: Infórmate, aprende, acércate a quien te pueda enseñar algo… de hecho si puedes, ¡toma clases!
¿Dónde empiezo a buscar? – ¡Por Dios! Todos conocemos a “alguien” que conoce a “alguien” que toca.  Ése es un buen principio. Tal vez unos “flyers” en escuelas de música, tiendas de música o donde se junten bandas a tocar ayuden. Y aprovechar las redes sociales (una excelente herramienta), también. Cuélgate unos videos en Internet (graba algo que realmente quieras tocar, no algo para “que aprecien que eres muuuy bueno”). Pídele a todos tus compañeros de la escuela que ayuden a pasar los links de los videos.

Y tendrás entonces tu nueva banda. Vívela y disfrútala por cuanto tiempo dure. Cuando llegue nuevamente la decisión de “Plan A” y “Plan B” ya conocerás el camino.
Algunas experiencias vividas entre los integrantes de una banda generan lazos muy fuertes. Llevo más de 20 años en esta carrera. Se han construido relaciones de verdadera amistad y muy sólidas con compañeros desde entonces. Algunos ya no tocan, otro muy poco, otros siguen siendo musicazos, pero ya no estamos en la misma frecuencia… y seguimos siendo buenos amigos. Además… ¡¡siempre existe la posibilidad del palomazo!!

Conclusión: No temas crecer y dejar las bandas porque dejarás a tus amigos también. Ellos seguirán siendo tus amigos y tendrás amigos nuevos

Mario Ortega.

jueves, 10 de marzo de 2011

¿Y LA TONALIDAD CON QUE SE COME?

Cuando mis alumnos me preguntan por primera vez que es la TONALIDAD, me gusta representarla con una fiesta alusiva a un tema. Por ejemplo: una fiesta en la que el tema sea los “X men”. Puedes escoger a cualquier personaje de toda la saga “X men” en cualquiera de sus etapas, pero, si deseas ser coherente con el tema, no te vestirás de batman o superman, ni mucho menos de bombero o algo así, aunque sí puedes hacerlo…

Bien. Una escala, genera acordes, y esos acordes establecen una relación armónica entre ellos a la que se le llama: “tonalidad”. Para generar esos acordes debes aprender a armonizar una escala.
Al acorde generado sobre el primer grado de la escala se le conoce como: “CENTRO TONAL” y ése, es precisamente el tema de la fiesta.
Los vestuarios “válidos” (por así llamarles), o sea: Wolverine, Cyclops, Juggernaut, Xavier. etc. etc. son los otros seis acordes o también, las siete notas de la escala.

CONCLUSIÓN:
-         En la fiesta con el tema de “X men” te puedes vestir de cualquier personaje involucrado en ésa historia y vas a estar “adecuado”.
-         En una tonalidad, vas a poder combinar los siete acordes de la misma en el orden y duración que tú gustes y te van a sonar siempre coherentes al centro tonal, y además, podrás usar la misma escala para todos ellos ya sea para arreglos (intros, inters, puentes o como les llames), conducciones de voces y solos.


SI LA FIESTA TIENE COMO REQUISITO VESTIR DE ACUERDO AL TEMA:

Al que llega vestido de Superman o de Mario bros, y no lo dejan entrar a la fiesta, representa estilos musicales que son demasiado conservadores o personas muy cerradas para las cuales tocar un acorde o una nota que no pertenezca a la tonalidad no es correcto. ¡Ni aunque se escuche muy bien! Ejemplos: No puedo darte un ejemplo específico, ya que en todos los estilos es posible salir de la tonalidad, incluso en lo más tradicional y regional, pero imagina como ejemplo esos temas que se tocan TODO el tema con dos o tres acordes. Tal vez tú encuentras una manera “diferente” o más acordes para tocarlo, pero quien está a la dirección está medio “cerrado” y no te permite llevarlo a cabo.

Pero si el que llega disfrazado de Batman o de Vaquero, es una persona “importante” claro que pasa a la fiesta, no importa que venga de la fiesta de DC Comics ó de la fiesta de Red Dead Redemption (respectivamente). Esa fiesta representa estilos musicales en los que se permite “revolver” acordes de distintas tonalidades o salirse de la escala de vez en cuando. Algunos ejemplos: el pop, el new age, el metal…

Y si la invitación dice específicamente: “X men” y cada quién llega como quiere y lo dejan pasar, la fiesta representa estilos musicales como el progresivo y el jazz por citar algunos, estilos de los cuales los intercambios modales, modulaciones, sustituciones y superposiciones de acordes son esenciales. Es factible mantener el centro tonal y tocar todo el tema con la misma escala, pero sonarás a principiante…

Espero que te haya quedado claro (al menos en comprensión) qué son y cómo funcionan las tonalidades. En un post próximo explicaré como se armonizan  las escalas y cuales son los acordes que corresponden a cada tonalidad, en sus modalidades mayores y sus relativos menores.

Hasta la próxima!

sábado, 15 de enero de 2011



hola!!! ayuda con armonizacion

hola me podrias ayudar con una duda sobre la armonizacion???
mira quisiera saber como armonizar un escala por ejemplo esta
ESCALA EGIPCIA... sus notas en C son C-D-F-G-A#
ahora quisiera saber como amonizarla mmm se armonizaria por triana como una normal osea con los grados I-III-V?
muchas gracias espero tu respuesta por cierto he visto tus videos y tokas muy chido, pasate por los mios...www.youtube.com/legiokevindaniel



Hola Kevin!
Me parece una excelente pregunta. No hay mucho dónde consultar acerca de este tipo de dudas. Por lo tanto, no tengo una "escuela" con la cual respaldar este tipo de respuestas, pero la experiencia y la invesitigación (a prueba y error de me gusta-no me gusta jojo) que tengo en la materia tal vez te ayuden...

Supongo que ya sabes armonizar con triadas, y tal vez acordes de séptima. ¿Extensiones...?
Bien. Cuando realizamos ese tipo de armonización, nos encontramos con escalas de 7 notas, de modo que al construir acordes con terceras superpuestas, SIEMPRE tenemos una tercera y una quinta (y séptima, novena, oncena y trecena) para cada acorde.
El detalle con este tipo de escalas es que no estamos limitados a que un acorde nos "debe quedar" de una ú otra manera.
Las notas son: C, D, F, G Y A#(le voy a llamar Bb ok?
Si buscas los acordes "posibles con esas notas y que no se salga de la escala tenemos: C5, D(#5), F5, G5 Y Bb(5).
TRIADAS. Si quisieras utilizar triadas...
Para C: ¿C mayor o menor? Como la escala no tiene ningún "E", puedes utilizarlo bemol (Cm) ó natural (C).
Para D: La escala tiene D y F. Eso hace una tercera menor. Lo que la escala NO tiene es A. Si utilizas A tienes Dm y si, en cambio Ab, tienes Dº.
En el caso de E: Si utilizas E, tienes un Eº y si utilizas Eb, tienes un Eb Mayor.
En el caso de F, la nota que no tienes es LA. Si usas Ab tienes un Fm y si usas A tienes un F Mayor. Si tocas Fsus4 estarás dentro de la escala...
Para G: La escala tiene las tres notas de la triada de Gm.
Para A, ó Ab: La única nota que tiene la escala es C. Ab Mayor ó Am.
Para Bb: La escala tiene las tres notas de la triada de Bb Mayor.

¿Y como decides cual escoger entonces? El gusto te dará tu respuesta. Toca. Experimenta... Estamos acostumbrados a ciertas "texturas" y sonoridades musicales. Este tipo de armonización tal vez te suene "rara" por la falta de costumbre... pero ya te acostumbrarás! Te lo aseguro!

Suerte en tu búsqueda!!

lunes, 3 de enero de 2011

BIENVENIDO 2011

El 2010 fue un año bastante ocupado para mí. Hubo una exageración de cambios y nuevas experiencias en mi vida. Abandoné por completo a mi público de Internet... si no me equivoco, creo que sólo escribí un artículo durante todo el año... y ni qué decir de mis videos didácticos de YouTube. Ofrezco una disculpa a mis alumnos y fans. Les explico un poco las razones de este abandono:

LA MUDANZA:
Photobucket
Cambio de vida. Me mudé de Guadalajara, Jalisco, la ciudad más hermosa y la segunda ciudad más grande de México a Fresnillo, Zacatecas, una pequeña ciudad del centro norte del país. Fresnillo es una ciudad pobre, árida, con mucho viento, exageradamente llena de topes en cada calle y en tiempo de frío ¡hace un frío del carajo!, pero tiene un gran corazón. Gente sencilla y trabajadora. Ambiente casi de campo. De repente “comunicativa” como en todos los lugares pequeños, pero esta gente no vive en el ego materialista de las grandes ciudades. Yo nací en la costa este de mi país, pero esta pequeña ciudad siempre me ha enamorado... no sé por qué razón. Y además, en esta ciudad hay talento musical en cantidades industriales. Dios me puso aquí, porque aquí es donde debo estar.

LA ESCUELA:
En este año que terminó, entendí muchísimas cosas de la vida. Alguna vez me pregunté por qué razón, existiendo tanto músico que toca excelentemente bien y con una elevada capacidad docente no hay muchas buenas escuelas... Ahora conozco la respuesta a esa pregunta: ¡Es un bronconón! Ojalá todo fuese como exponer las clases y ya... pero no es así.
En el 2010 se hizo realidad uno de mis más grandes sueños: Fundar mi Escuela de Música.
Photobucket
Debido a ello, es que abandoné por completo al Internet... desde el diseño de planes de estudio, elaboración de material didáctico, diseño, desarrollo, creación y redacción de los libros que en ella se cursan, hasta el rollo de dividir el área con paneles de yeso, diseñar pizarrones, y la presión de los gastos y de la inversión (y sin apoyo, más) y las mil y una vueltas de todos y cada uno de los días... entendí el porqué no hay escuelas. Aparte de Director y maestro, soy carpintero, tablarroquero (tabla-rockero en mi caso), pintor, diseñador, barrendero y ¡hasta electricista!
Photobucket
Pero ha sido una gran satisfacción... y más desde el primer concierto de alumnos presentado el 11 de diciembre del 2010, que fue cuando pude percibir el resultado de toda esa entrega y determinación con la que le hemos iniciado este proyecto.
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Doy infinitamente gracias a Dios, a mi esposa y a los maestros que imparten clases en mi escuela, pues sin su apoyo, de ninguna manera hubiese sido posible. Fundar mi escuela fue un proceso muy duro, pero creo que lo más difícil ya pasó. Aún me faltan algunos libros por redactar y elaborar, pero ya es mero trámite.

LA BANDA:
Después de un descanso de 10 de años (en los cuales me olvidé completamente de “lo mío”), he regresado a mi camino. La vida me dio otra oportunidad y la tomé. Tuve la fortuna de encontrarme a un muy viejo (porque él está muy viejo) amigo (no es cierto, es más joven que yo, pero somos amigos desde hace más de 20 años) con toda la disposición del mundo para seguirme en mis nuevas locuras, y, creo que es el mejor “bataco” que podría tener esta banda. Encontré también a un joven talento que toca el bajo, quien tiene unas ideas increíbles y no se le cierra el mundo para nada. Y por otro lado, tenemos una vacante para guitarrista que dejó otro buen amigo que ya no pudo seguir con nosotros, pero de quien aprendimos que aún por muy diferentes que sean las personas tanto en la forma de ser como en los gustos musicales, pueden funcionar las cosas.
Mi banda se llama: “MIL 900”.
Photobucket
El proyecto es Metal Progresivo Instrumental. El primer álbum ya está terminado. Nos hemos atrasado en dos ocasiones para grabarlo por factores ajenos a la banda (yo lo tomo como que “Dios así lo quiere”) y tenemos fecha para el 7 de enero. Esperemos que esta vez sí podamos entrar al estudio. La obra se llama “7 pecados capitales” y es la musicalización instrumental global de las emociones y sentimientos que dichos pecados nos generan a cada quién. Está muy interesante (¿Qué puedo decir yo? ¡Perrísima!) ¡Espero con ansias el día en el que la tengamos terminada para compartirla con el mundo! Ya pueden encontrar más acerca de esta banda en Facebook.

Ya es 2011. Ha pasado un año y creo que ya estoy casi adaptado a mi nueva vida. Tengo planeados cientos de videos y blogs de ejercicios, lecciones, clases teóricas y cuanto tópico se atraviese en el camino y quiero empezar a realizarlos ya. He de darme el tiempo...
Que Dios los bendiga en este nuevo año y los tenga siempre con salud, trabajo, mucha paz (en verdad lo necesitamos) y siempre positivos, por mal que se vean las cosas...

FELICIDADES!! Mis mejores deseos para este 2011!!

Su Amigo: MARIO ORTEGA.