lunes, 9 de mayo de 2011

Los dos mejores amigos del músico: EL AFINADOR Y EL METRÓNOMO.

Los mejores aliados que vas a encontrar para ser un mejor músico, son precisamente estas dos herramientas a las cuales considero los “mejores amigos del músico”. ¿Qué son y para qué sirven?

EL AFINADOR.
Como su nombre lo indica, es una herramienta que nos ayuda a AFINAR nuestro instrumento. Ya sean instrumentos de cuerdas o instrumentos de viento, esta herramienta nos indica la frecuencia exacta a la cual afinarlos.
¿QUÉ ES LA FRECUENCIA? – La frecuencia es la cantidad de oscilaciones ó repeticiones que hay dentro de un tiempo determinado. Para nosotros los músicos, la frecuencia es la cantidad de oscilaciones sobre segundo. La unidad de medida es el “Hertz” y se representa con la fórmula: Hz = 1/s. ¿Y que tiene que ver esto con la música? – Todo. Los sonidos son frecuencias. Una frecuencia baja (con un número pequeño de oscilaciones sobre segundo) es un sonido grave. Una frecuencia alta (con un número “grande” de oscilaciones sobre segundo) representa un sonido agudo.
Por lo general, todos afinamos a “La-cuatro-cuarenta” o sea “A = 440 Hz”. ¿Qué es? Es un sonido que oscila cuatrocientas cuarenta veces en un segundo, y curiosamente, lo distinguimos como “La”. Al momento de empatar la afinación de nuestro instrumento a este “A=440” de referencia (referencia significa: “punto de comparación”), estamos afinando “perfectamente” (en teoría, claro) nuestro instrumento.
¿EN QUE ME BENEFICIA?
– Practicar o estudiar siempre con un instrumento bien afinado, te ayuda a desarrollar el oído mucho más rápido que hacerlo con un instrumento desafinado. ¿Y de que sirve desarrollar el oído? –El músico trabaja con sonidos. Casi del mismo modo que una persona ciega no puede pintar, una persona sorda no puede tocar ni aprender a hacerlo (salvo unas cuantas excepciones). El sentido musical, la percepción, la capacidad de retener y copiar lo que se escucha, y sobre todo la improvisación son algunas de las tantas habilidades que se ven favorecidas al estudiar con un instrumento bien afinado.
Te dejo un link de uno de mis videos que trata de cómo afinar la guitarra. Te recomiendo en especial la tercer técnica del video.



EL METRÓNOMO.
El metrónomo no es una herramienta para medir el tiempo. Esa herramienta se llama “cronómetro”. El metrónomo es una herramienta maravillosa que nos permite dividir el tiempo en cualquier cantidad de pulsaciones regulares o constantes. La unidad de medida del metrónomo es: “beats per minute” o sea, “bits por minuto” y sus siglas son “BPM”. Si asignas un metrónomo a que pulse 60 veces en un minuto (BPM=60), tendrás una pulsación cada segundo. Si la asignas a 120, tendrás dos pulsaciones por segundo y así sucesivamente.
¿EN QUE ME BENEFICIA?
-El metrónomo nos ayuda a mejorar muchísimo nuestra técnica, velocidad, precisión y distribución equitativa y perfecta del tiempo en nuestro instrumento. Puedes practicar una parte que “no te sale” a velocidad media y subirla gradualmente hasta llegar a la velocidad requerida, puedes estudiar la distribución de las figuras rítmicas sobre un mismo tiempo fijo y también ayuda bastante, por mencionar un par de maneras de utilizarlo. Para aprender como utilizar el metrónomo no tengo ningún video, pero será uno de mis primeros próximos videos a subir, y en cuanto lo haga, editaré este blog para que aprendas como hacerlo.