martes, 29 de septiembre de 2015

"Como ser buen guitarrista" PASO 2: PRACTICAR

¿Te perdiste el PASO 1?

¿Trabajo o talento...? -Definitivamente, me inclino por el trabajo. Con mis propios ojos y oídos he percibido como personas que no tienen digamos... mucha facilidad para esto de la música logran buenos y hasta excelentes resultados gracias a una ardua y determinada disciplina de trabajo, que personas que vienen ya con esa facilidad heredada en los genes por generaciones y generaciones anteriores de músicos.

"La práctica hace al maestro..." me decía mi madre cuando era yo un puberto. Y efectivamente, concuerdo plenamente con ella. El problema reside en que algunas veces... o no sabemos qué practicar ó no sabemos cómo hacerlo... o algunas veces: ¡ambas! Y ahí es donde entran en acción los dilemas y surgen todo tipo de dudas... ¿qué practico? ¿cómo lo practico? ¿cuánto tiempo practico? son algunas de las preguntas que con frecuencia vienen a nuestra mente a la hora de querer realizar una sesión de practica que nos resulte verdaderamente nutritiva o efectiva. ¿Cómo se llega a "pro"? ¿qué es lo que practican los "pro"?
Bueno, son un montonón de materias, técnicas, ejercicios, pero bueno, voy a tratar de no asustarte y darte un panorama amplio de qué es lo que se necesita. Antes de comenzar, debo comentarte que esto de la guitarra es muuuuy, muuuuy personal e individual, y por ende, no podemos establecer una única secuencia o patrón de práctica para todos. Inclusive si dos guitarristas se dirigieran hacia "donde mismo" (es decir: que tuviesen los mismos ideales y objetivos), aún así sería imposible trazar una misma bitácora de práctica para ambos, ya que probablemente uno de ellos tenga más facilidad para la plumilla que el otro y de la misma manera puede que el segundo tenga más facilidad para los acordes que el primero... pero bien, comencemos la lista de las materias y técnicas que probablemente sean las más necesarias para que todo guitarrista pueda desempeñarse al menos en su forma más primitiva...

Poder tocar la guitarra implica desarrollar dos habilidades: 1. La capacidad o habilidad física para poder hacerlo y, 2. La capacidad creativa y emocional para poder hacerlo.


Enfoquémonos en la capacidad física.

Debemos desarrollar: independencia, fuerza (sobre todo con el dedo meñique), precisión y claro, algo de velocidad. Para esto nos sirven los ejercicios. Una y otra vez hasta lograr la perfección. El metrónomo ayuda en gran manera a lograr esto en menos tiempo. Las técnicas básicas para principiantes son:
  • Ejercicios cuadrafónicos.
  • Ejercicios de plumilla (preferentemente sin saltos de cuerda).
  • Ejercicios de Hammer-On.
  • Ejercicios de Pull-Off.
  • Ya una vez medio-domesticado el Hammer-On y el Pull-Off, practicamos ejercicios de Legato.
De manera paralela, es importante ir mecanizando las combinaciones de dedos que se volverán nuestro pan de cada día... entonces, debemos practicar escalas. Yo prefiero empezar por las buenísimas escalas pentatónicas, ya que al ser solamente dos notas por cuerda, hacen mucho más sencillo el proceso de adquirir habilidad y precisión con la plumilla a través de las cuerdas. Ya una vez teniendo un poco de control sobre la plumilla y buena limpieza, considero que podemos comenzar a trabajar con las escalas mayores. Y bueno, respecto a la capacidad física cuando ya estés en este punto, ya podrás discernir por tí mismo qué sigue o hacia dónde quieres ir, por ejemplo, decidir si para tí valdrá la pena invertir tu tiempo en técnicas más complicadas como "sweep picking" ó "string skipping" por mencionar algunas. También, ya cuando te encuentres en este punto, ya contarás con la habilidad, experiencia y conocimientos necesarios para empezar a desarrollar la otra capacidad de la cual hablábamos:

"La capacidad creativa y emocional para poder tocar...":

Si nos ponemos literales con eso de que debemos desarrollar esta capacidad para poder tocar y que de otra manera no podríamos hacerlo, pues, ciertamente sería una mentira. No necesitamos tal capacidad para que la guitarra reproduzca sonido, o sea que no necesitamos esta capacidad para tañer sus cuerdas y poder tocar una melodía, un rasgueo o un acompañamiento, pero sí la necesitamos para que esas melodías, rasgueos o acompañamientos puedan conectar a las personas con nosotros, para hacerle sentir "algo" a nuestro público o a nuestros compañeros, que al final, es de lo que se trata esto y eso es lo que personalmente considero que es "tocar".

¿Y cómo se desarrolla esto? -El primer paso es: empezar por dejarte ser libre tú mismo. ¿Libre de qué? -De permitirte sacar y compartir por medio de tu guitarra todas esas emociones que andas cargando. ¿Te enamoraste? -Tócalo. ¿Te batearon? -¡Pues también tócalo! ¿Te conmovió algo? ¿Te inspiró algo? ¿Se te murió un familiar? ¿Te asaltaron? ¿Te hicieron enojar? Todas esas emociones se purifican y terminan siendo algo muy bueno al convertirse en música. La música es un lenguaje y como tal, lo más importante es comunicar o tener algo que decir.

Y así, cuando menos acuerdes, al desarrollar estas habilidades ya estarás "tocando". Tocando, o sea: haciendo sonar el instrumento y con ello, tocando las fibras emocionales más sensibles y delicadas de quienes te escuchen, para quienes sin saber cómo o por qué, se volverá un placer y buscarán la oportunidad de hacerlo nuevamente. Y de esa manera empezará tu prestigio como un guitarrista que es recordado por "cómo toca" en vez de por "cuán rápido (o sorprendente) toca"...